SE LIMITAN LOS INTERESES DE DEMORA EN PRÉSTAMOS HIPOTECARIOS


 

En la concesión de préstamos hipotecarios es costumbre entre las entidades bancarias imponer unos intereses de demora que oscilan entre el 20% y el 29% para el caso de cuotas impagadas. La última reforma de la Ley Hipotecaria, aprobada por la Ley 1/2013, impone unos límites a estos intereses de demora, el nuevo párrafo introducido artículo 114 de la Ley Hipotecaria dice así:

Los intereses de demora de préstamos o créditos para la adquisición de vivienda habitual, garantizados con hipotecas constituidas sobre la misma vivienda, no podrán ser superiores a tres veces el interés de legal del dinero y solo podrán devengase sobre el principal pendiente de pago.

Es decir, puesto que el interés legal del dinero para 2.013 es el 4%, los intereses de demora de los préstamos indicados no podrán ser superiores al 12%.

Además, dicha reforma es aplicable a los préstamos hipotecarios ya firmados, e incluso a los procedimientos de ejecución hipotecaria ya iniciados en los que no se haya pagado los intéreses devengados. En estos casos los Secretarios judiciales están obligados a recalcular los intereses.

Es una reforma importante puesto que unos intereses de demora tan elevados impiden que se puedan pagar las deudas en el futuro.

 


Acerca de Eduardo Goig

Eduardo Goig, abogado del Ilustre Colegio de Abogados de Valencia. Colegiado 9680. 20 años asesorando a PYMES en asuntos mercantiles, civiles y penales.