MODIFICACIONES EN LA LEGISLACIÓN SOBRE ARRENDAMIENTOS


 El pasado 24 de agosto el Consejo de Ministros aprobó un Proyecto de Ley en materia de vivienda con el fin de conseguir una flexibilización en el mercado de alquiler.

Aunque aún es susceptible de ser modificado durante su tramitación parlamentaria podemos suponer que las líneas generales del proyecto se mantendrán, por lo que pasamos a continuación a exponer las principales novedades del proyecto respecto a la norma vigente en la actualidad:

  • Refuerza la libertad de pactos y se da prioridad a la voluntad de las partes, pudiendo renunciar al derecho de adquisición preferente y pudiendo pactar la actualización de la renta o que las mejoras que realice el inquilino se apliquen al pago de la renta.

  • Se reduce la duración de la prórroga obligatoria de 5 a 3 años y la tácita de 3 a 1.

  • El propietario del inmueble podrá recuperarlo en cualquier momento para vivienda habitual (para él, para familiares en primer grado de consanguineidad o por adopción, o cónyuge, en caso de divorcio) sin ser necesario que deba constar en el contrato, siempre que lo haga con dos meses de preaviso.

  • Si el inmueble se transmite, el nuevo propietario sólo estará obligado a asumir el contrato de arrendamiento si éste está inscrito en el registro de la propiedad.

  • La inscripción del contrato en el registro será voluntaria, para lo cual deberá de otorgarse en escritura pública.

  • Cuando se presente demanda de desahucio por falta de pago se requerirá al demandado para que en diez días proceda al pago o alegue las razones que justifiquen el impago. Pasado este plazo, el juez dictará auto terminando el juicio y procederá a la correspondiente ejecución del desahucio si el demandado no comparece, no paga o no justifica el impago.

  • Si el inquilino opta por la justificación de las causas que le han llevado a no pagar, el juez las tomará en consideración para adoptar la decisión más adecuada a los intereses de ambas partes.