El concurso de acreedores de persona física extinguirá las deudas. Habrá segunda oportunidad


El concurso de acreedores de persona física extinguirá las deudas no satisfechas en el procedimiento concursal.

La reforma de la Ley Concursal se que va a introducir en la llamada Ley de emprendedores (que se aprobará seguramente a finales de Julio de 2013), prevé un cambio significativo en los concursos de personas físicas. Hasta ahora, instar un concurso de acreedores de persona física era un sacrificio inútil, puesto que el deudor persona física, tras sufrir un autentico calvario judicial, se encontraba con que al final del concurso todas las deudas no pagadas en el concurso seguían subsistentes. Es decir, que el concurso de personas físicas, en la mayoría de los casos, no servia para nada; es mas, era perjudicial para el deudor.

Sin embargo, con la nueva reforma de la Ley Concursal, se prevé que al finalizar el concurso de acreedores se extingan todos las deudas excepto las de derecho público (Hacienda y Seguridad Social) siempre y cuando se cumplan estos requisitos:

  1. Que no haya sido declarado el concurso culpable o condenado en  por insolvencia punible relacionada con el concurso culpable.
  2. Que hayan sido satisfechos los créditos contra la masa (gastos de tramitación del concurso y otros devengados durante su tramitación)
  3. Que se hayan satisfecho los créditos calificados como privilegiados.
  4. Que se hayan satisfecho el 25% de los créditos ordinarios.

Sin bien la medida no es tan amplia como fuera deseable, lo cierto es que con una buena estrategia de pagos se pueden cumplir estos requisitos y aliviar el futuro de muchos empresarios autónomos, y particulares que ha fecha de hoy están condenados a vivir en el mundo de la economía sumergida y ante el embargo perpetuo de su salario.


Acerca de Eduardo Goig

Eduardo Goig, abogado del Ilustre Colegio de Abogados de Valencia. Colegiado 9680. 20 años asesorando a PYMES en asuntos mercantiles, civiles y penales.